“Durante la pandemia tuvimos que ser muy empáticos con los sanitarios, debíamos hacerles comprender que no queríamos ser oportunistas. Fue una situación excepcional y era complicado mantener la distancia entre la vida laboral y la personal”, nos cuenta David Ros, manager de Healthcare en Westerman y responsable de la oficina de Valencia. Y es que David acumula muchos años de experiencia en este área y estuvo al frente de los procesos de selección que cubrió Westerman durante la crisis sanitaria de forma desinteresada. Charlamos con él para que nos ofrezca su punto de vista sobre este sector y cuáles son los próximos retos que debe encarar.

David Ros se introdujo en el mundo del headhunting casi por casualidad. Como consecuencia de su trayectoria profesional previa, tenía un profundo conocimiento de perfiles financieros y pasó por varias divisiones hasta que se especializó en Healthcare. Bastan unos pocos minutos hablando con David para darse cuenta de que no solo posee un amplio expertise en el sector sanitario, sino que le apasiona. No en vano, David lleva a cabo tanto la labor de desarrollo de negocio como la de selección en un mercado que está dominado por los candidatos y en el que la pandemia ha acentuado la falta de perfiles asistenciales.

La realidad del sector sanitario es particular, cuando menos: “Hay sanitarios que no cuentan ni con un currículum actualizado, ni con perfiles profesionales, ni tampoco están presentes en redes sociales. Para acceder a ellos es preciso manejar una red de contactos. Además, algunos médicos tienen un marcado carácter vocacional, están enfocados a una tarea asistencial y no poseen visión de negocio. Sin embargo, ahora sí detectamos que los sanitarios más jóvenes valoran colaboraciones parciales e incluso trabajan para varios grupos hospitalarios”, nos explica David Ros.

Aunque los perfiles más demandados son médicos especialistas, en concreto internistas, intensivistas, dermatólogos y anestesistas, y perfiles de gestión como las direcciones médicas y las jefaturas de servicio, la pandemia de la covid-19 puso en relieve la carencia de perfiles asistenciales, en especial aquellos del área de enfermería. Cuando estalló la crisis sanitaria, Westerman tomó la decisión de prestar su ayuda desinteresada a numerosos hospitales: “Hicimos un mailing masivo. Fueron momentos en los que no hubo filtros en los procesos de selección, solo pedíamos que el profesional tuviera el título y que estuviera disponible para trabajar. Uno de los problemas con los que nos encontramos fue que muchos enfermeros extranjeros tenían su título en proceso de homologación y no podían trabajar a pesar de estar disponibles y, los que sí podían, estaban absolutamente saturados”, nos revela David Ros.

Por otra parte, David Ros no titubea cuando le preguntamos por los próximos retos del sector sanitario: “El sector sanitario se enfrenta a la reorganización, mejora y optimización de aquellas deficiencias que ha sacado a la luz la pandemia. Los hospitales con una estructura fuerte a nivel de gestión han sabido resolverlas mejor. Además, ahora los centros hospitalarios tienen que retomar toda la actividad que quedó paralizada”, sostiene David. Sobre los nuevos desafíos, David Ros añade dos pinceladas más: “Debe existir una colaboración cercana entre el sistema público y el privado y, sobre todo, se deben potenciar los proyectos de salud digital, como las videoconsultas, porque permiten optimizar los procesos, los recursos y los costes. Hay que educar al paciente en el uso de esta tecnología”.

Con respecto a otros temas, tenemos curiosidad por conocer la opinión de David Ros sobre el valor añadido de un headhunter: “Un headhunter tiene acceso a candidatos que no están en búsqueda activa. Contamos con una visión global del mercado, buscamos establecer una relación a largo plazo con el cliente, y somos un partner a nivel de selección”, afirma David. Sobre la realidad del mercado, David es optimista: “Las empresas se han acostumbrado a manejarse en un escenario de incertidumbre. Ahora numerosos proyectos de inversión se están retomando y observamos más movimiento”.

Por último, nos gustaría saber qué le aporta Westerman a David, nuestro compañero que corre maratones, que se esfuerza en compatibilizar su vida profesional con la personal, y que se forma en desarrollo personal para romper la inercia del día a día: “Westerman me aporta mucha flexibilidad y un alto nivel de autonomía en la toma de decisiones y en la propuesta de nuevos nichos de mercado y de acciones diferentes”, manifiesta David. Esperamos que estés en Westerman muchos años más, David.

Esta web utiliza cookies. Puedes aceptarlas o rechazarlas. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar