logo westerman associates

Salud mental de los trabajadores, un reto para las empresas

La pandemia de la covid-19 ha actuado como un espejo y ha sacado a relucir las múltiples carencias que padecemos como sociedad, entre ellas, el -hasta hace poco- tabú de la salud mental. Los datos son, cuando menos, para sentarse a reflexionar: el 58% de los empleados españoles admite haber tenido que recurrir a ayuda profesional debido a problemas relacionados con la salud mental en el último año. Y eso no es todo: según el INE, la primera causa de muerte no natural entre jóvenes de hasta 29 años es el suicidio. ¿Qué nos está pasando? ¿Qué estamos haciendo mal?

De acuerdo con el estudio «Estado de la salud del empleado en la empresa» realizado por Cobee, siete de cada diez trabajadores encuestados reconoce que su estado de salud ha empeorado en lo que va de año, además del dato aportado en la introducción: el 58% ha requerido ayuda psicológica. Por otra parte, ocho de cada diez empleados encuestados ha sufrido estrés, ya sea por una excesiva carga de trabajo (63%) o por sentirse presionados por sus superiores (32%).

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para revertir este escenario? Para empezar, llevar una dieta equilibrada y saludable, intentar poner en marcha cierta desconexión digital (en la medida de lo posible), y practicar ejercicio físico: un 10% de los encuestados afirma que no realiza ninguna actividad física, a pesar de ser una opción excelente para combatir el estrés. En el caso de existir trastornos de salud mental, los siguientes pasos radican en ser conscientes de ello y acudir a un profesional, porque igual que cuidamos el cuerpo debemos hacer lo mismo con nuestra salud emocional.

Ahora nos podemos preguntar qué pueden hacer las empresas en materia de salud mental, y en este punto los datos son algo contradictorios. Mientras que el citado estudio defiende que el teletrabajo contribuye a calmar el estrés (un 77% de los trabajadores está de acuerdo con este afirmación), otras investigaciones apuntan que la hiperconectividad derivada del trabajo en remoto lo agrava. Y entonces, ¿cuál es la solución? Pues quizá el reto pase por que las empresas salvaguarden el bienestar físico y emocional de sus empleados, porque al final este bienestar repercute de manera directa en la productividad.

Según datos de Alares, la contratación de programas de telepsicología para plantillas se ha incrementado hasta un 35%. Otras compañías sostienen que durante la pandemia hubo beneficios sociales que dejaron de tener sentido, como pueden serlo los tickets restaurante o la tarjeta de transporte, y se observó un fuerte interés por coberturas sanitarias y de vida. Por suerte, la pandemia nos ha servido para visibilizar la salud mental, otorgarle el lugar que merece, e instar a las empresas a involucrarse en esta causa.

¡Puntúame!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Westerman

icono westerman associates
Firma Especializada en la Gestión y Selección de Personal para Empresas. Soluciones Inteligentes de Alto Valor en el Área de Executive Search.

Contenidos relacionados

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.