logo westerman associates

Primera vacuna contra el cáncer de mama: comienzan los ensayos en humanos

El 19 de octubre recordábamos que el cáncer de mama es la primera causa de mortalidad entre las mujeres, según la Asociación Española contra el Cáncer. Esta semana hemos conocido una noticia que aporta algo de esperanza: comienzan los ensayos en humanos de la primera vacuna contra el cáncer de mama. El suero está indicado para la prevención del cáncer de mama triple-negativo, que representa entre un 12-15% de los carcinomas mamarios, pero que tiene una tasa de supervivencia menor porque crece y se propaga más rápido.

La mencionada vacuna contra el cáncer de mama se encuentra en fase uno, lo que significa que los científicos de Cleveland Clinic’s Lerner Research Institute estudiarán la seguridad de la misma y la dosis adecuada. No será hasta las fases dos y tres cuando se evaluará su eficacia, motivo por el cual la vacuna no estará disponible hasta dentro de varios años. De momento, en este ensayo participarán 24 pacientes que se hayan sometido a tratamiento para los estadios tempranos de este cáncer durante los tres años anteriores y que hayan sido declarados libres de tumores. A todas estas personas, que presentan alto riesgo de recurrencia ante la enfermedad, se les administrarán tres dosis separadas por dos semanas para determinar la dosis máxima del fármaco, observar los efectos secundarios e incluso respuestas inmunes.

El estudio se prolongará hasta septiembre de 2022, fecha en la que se incluirá a personas con buen estado de salud si la vacuna es calificada como segura. El principio de esta vacuna contra el cáncer de mama prepara al cuerpo para luchar contra una proteína, la a-lactalbumina. Aunque esta proteína la genera el cuerpo durante la fase final del embarazo y la lactancia, aparece sobreexpresada en los tumores emergentes.

Tal y como citábamos al inicio, este estudio está en fase uno, pero el suero ha sido testado en ratones hembra y en otros animales. Esta vacuna contra el cáncer de mama frenó el crecimiento de tumores existentes, inhibió la aparición de tumores mamarios y no provocó respuestas autoinmunes. Si tenemos en cuenta que solo entre el 10 y el 15% de pacientes con cáncer de mama triple-negativo responden a tratamientos de quimioterapia y que la única profilaxis para personas con alto riesgo de desarrollarlo es la masectomía, este estudio de la vacuna contra el cáncer de mama abre la puerta a cierto grado de optimismo.

¡Puntúame!

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Westerman

icono westerman associates
Firma Especializada en la Gestión y Selección de Personal para Empresas. Soluciones Inteligentes de Alto Valor en el Área de Executive Search.

Contenidos relacionados

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.